Sin las finales de la Q-School de este año, hemos decidido echar la vista atrás, hacia donde se han dirigido carreras de algunos ganadores de los últimos años…

Nada menos que seis de los participantes en las finales de la Q-School celebradas en Lumine consiguieron victorias durante la temporada 2020, revisamos una serie de historias de éxito de estos jugadores que iniciaron su camino hacia el Tour Europeo aquí mismo, en nuestros campos.

Noviembre es tradicionalmente una época del año muy emocionante, un período del calendario golfístico donde la próxima generación de talentos llega a la Costa Dorada, con sus sueños y ambiciones potencialmente a solo unos birdies de distancia.

Llegar al European Tour es el objetivo final de muchos jóvenes profesionales del golf, y los 25 mejores (y empatados) en las Q-School Finals conseguirán su tarjeta hacia el éxito dependiendo de su capacidad para dominar los secretos de dos campos de golf excepcionales de Lumine: Lakes y Hills.

 

Sam Horsfield

 

Con multitud de jugadores que compiten en 252 hoyos, tres fases y dos o tres países durante un período de tres meses, no hay nada comparable a la Q-Shool en este deporte.

Habiendo sido sede de la fase final de la Q-School del European Tour desde 2017, Lumine está encantado de haber firmado en marzo un nuevo contrato de tres años como sede del evento. Pero con la llegada de la pandemia del COVID-19 poco después, el European Tour tomó la decisión de posponer la Q-School hasta 2021.

Si bien el Tour pausó su temporada regular antes de reanudarse de nuevo en julio, ha habido algunas actuaciones excepcionales en 2020 de los ganadores anteriores de la Q-School y de aquellos que consiguieron sus tarjetas del ET en Lumine, estos últimos años. El desafío que representa Lumine, durante las agotadoras vueltas finales, evidentemente ayuda a moldear la mentalidad y la capacidad de los golfistas para conseguir victorias en torneos durante su carrera.

Hasta ahora, una gran cantidad de jugadores que han conseguido sus tarjetas del ET en Lumine, han brillado durante 2020, con nada menos que seis ganadores hasta día de hoy, en esta temporada. Sami Valimaki, Marc Warren, Rasmus Hojgaard, Sam Horsfield, Romain Langasque y Ross McGowan han ganado en diversos países, con Rasmus y Sam cosechando dos victorias cada uno.

Un error y todo puede haber terminado para ti. Es una vez al año y tienes que rendir esa semana incluso si pierdes la confianza. Es una de las semanas más emocionantes y difíciles que he jugado
Guido Migliozzi

Sin embargo, las historias no se acaban ahí….

El estadounidense John Catlin, que no consiguió su tarjeta del ET en la fase final de la Q-School del año pasado, terminando en el puesto 52, también ha ganado dos veces esta temporada en dos de los eventos más duros del circuito, el Estrella Damm NA Andalucía Masters y el Dubai Duty Free Irish Open en septiembre.

La Q-School a menudo puede catapultar la carrera de un jugador o acabar con ella. Un golfista de gran talento, de los mencionados anteriormente, ha florecido y ascendido en la clasificación mundial desde su participación en la Q-School en 2019. Rasmus Hojgaard, irrumpió en escena solo un mes después de la conseguir su tarjeta del ET en Lumine, venciendo a Renato Paratore y Antoine Rozner en un Play-off, siendo esta su primera victoria en el circuito grande, en el Afrasia Bank Mauritius Open. Desde entonces, la joven superestrella danesa ganó el Campeonato ISPS Handa UK en The Belfry, y terminó en lo más alto del podio durante el Order of Merit UK Swing (un swing de seis eventos que se celebra en cinco campos). Ahora se encuentra en el décimo lugar en la European Tour Race to Dubai con solo unos pocos eventos pendientes de disputarse ante de que termine la temporada.

Aunque durante esta excepcional temporada inaugural se ha dado a conocer a nivel mundial, su extraordinaria actuación en las últimas cinco vueltas de la Fase final de la Q-School son un tesoro para recordar. Después de un discreto resultado de una sobre par, 73 en la primera ronda (+4 después del 9), y relegado al 106º lugar, parecía que el reto de Lumine podría ser demasiado grande para Hojgaard. Sin embargo, en una de las mejores actuaciones jamás vistas en Lumine, completó cuatro de sus últimas cinco vueltas por debajo de 70, incluidos 12 birdies en sus dos últimas rondas, para escalar posiciones en la clasificación y terminar en quinto lugar con 16 bajo par.

 

Romain Langasque

“Siempre consideré todos estos eventos como oportunidades para aprender y me sentí cómodo y confiado en que podría asegurar mi tarjeta del Tour en Lumine”, dijo Hojgaard cuando se le preguntó sobre su experiencia en la Q-School. “Estaba jugando un golf sólido, pero un solo hoyo me costó un quíntuple bogey en la primera vuelta. Al pasar el corte después de cuatro vueltas, sabía que tenía mucho tiempo para recuperarme “.

“El desafío que representa Lumine durante la Fase Final de la Q-School ha sido muy importante en mi camino hacia la victoria en el European Tour. Me enseñó a ser paciente y a tener la consistencia necesaria para conseguir buenos resultados y saber controlar la presión, tanto física como mental, durante una semana extremadamente agotadora ”, dijo Hojgaard cuando se le preguntó sobre cómo la Q-School lo ayudó a prepararse para la vida del European Tour.

Hojgaard no es el único jugador que se ha alzado con un triunfo en el Tour después de casi caer ente el gran reto que supone el Mejor Complejo de Golf de Europa. El tailandés Jazz Janewattananond, quien hizo su debut en un Masters en el Augusta National a principios de este mes y ganó el prestigioso SMBC Singapore Open en el Asian Tour en 2019, milagrosamente embocó un fantástico putt para eagle en el hoyo final de las Q-School Finals de 2017 para conseguir su tarjeta del tour europeo al terminar en el puesto 25.

El mismo año de la legendaria hazaña de Jazz Janewattananond, Sam Horsfield realmente brilló en Lumine. Se aseguró una victoria con ocho golpes de ventaja sobre el segundo clasificado, para ganarse sus derechos para el European Tour, una de las mejores exhibiciones en la historia del evento. Aunque ganó la Fase Final de la Q-School arrasando, el éxito en el Tour no fue inmediato para Horsfield. A pesar de tener discreto primer año en 2018, mejoró y consiguió pasar el corte en 17 de los 22 torneos que jugó en 2019, antes de conseguir su primera y segunda victoria en el European Tour en cuestión de semanas, en el Celtic Classic y el Hero Open de este año durante el UK Swing. Demostrando su habilidad para poner en práctica las lecciones aprendidas durante la Q-School en escenarios mayores, Sam se ha dado a conocer globalmente como una futura estrella y ha sido apadrinado por su buen amigo y mentor Ian Poulter.

No siempre son los 5 mejores clasificados de Q-School los que más brillan en el Tour, sino que en otras ocasiones, aparecen estrellas emergentes como Guido Migliozzi. La estrella italiana, que ahora ya se ha forjado un nombre en el Tour, aseguró su tarjeta en 2018 al terminar en el puesto 15 con 18 bajo par durante la Fase final finales. Desde entonces, sus actuaciones han sido altamente consistentes y ha sido protagonista destacado en grandes torneos, como el Oman Open, ganado por su compañero de Escuela de Lumine Sami Valimaki, antes de hacerse con dos victorias en 2019, el Kenya Open y el Belgian Knockout.

 

Guido Migliozzi

 

“La fase final de la Q-School es muy dura. Es una mezcla de presión y autocontrol, ya que debes mantenerte concentrado durante las seis vueltas. Un error y todo puede haber terminado para ti. Es una vez al año y tienes que rendir esa semana incluso si pierdes la confianza. Es una de las semanas más emocionantes y difíciles que he jugado “.

 “Lumine es una gran prueba para los jugadores que quieren participar en el European Tour. Mi campo favorito no puede ser otro que Hills. Es un buen diseño con una serie de par 4 alcanzables desde el tee, lo cual es genial porque, especialmente en un formato como el de la Q-School, tienes la oportunidad de atacar cuando realmente lo necesitas”, dijo Migliozzi cuando se le preguntó sobre su opinión acerca del diseño de los campos de Lumine.

No son solo las jóvenes promesas las que han utilizado la Fase Final de la Q-School en Lumine para alcanzar futuros éxitos profesionales. Marc Warren y Ross McGowan, quienes respectivamente obtuvieron sus tarjetas del European Tour en Lumine en 2017 y 2018, han relanzado notablemente sus carreras y conseguido nuevos triunfos, cuando el golf se reactivó durante el verano. Warren, que se alzó con la victoria en el Torneo Made in Denmark en 2014, ganó la primera competición de 2020 en el Abierto de Austria al hacer birdie en el 17 de su última vuelta, llevando él mismo su propia bolsa.

McGowan, a su vez, utilizó su clasificación en la Q-School para ganar confianza y proyectar su carrera. La victoria en el Challenge Tour en 2019 en el D + D Real Czech Challenge demostró que podía competir por la victoria de nuevo y desde entonces ha mantenido su estado de forma en el Tour Europeo al ganar el mes pasado en el Abierto de Italia, más de 11 años después de su primera gran victoria en el Masters de Madrid.

El desafío que representa Lumine durante la Fase Final de la Q-School ha sido muy importante en mi camino hacia la victoria en el European Tour. Me enseñó a ser paciente y a tener la consistencia necesaria para conseguir buenos resultados y saber controlar la presión, tanto física como mental, durante una semana extremadamente agotadora
Rasmus Hojgaard

Todas y cada una de estas fascinantes historias muestran un denominador común: la paciencia y la resistencia necesarias para triunfar en el más alto nivel del golf europeo aprendido a través de las exigentes fases finales en Lumine. Con 45 espectaculares hoyos y tres campos de golf, Lumine es la sede perfecta para la Fase Final de la Q-School, ya que proporciona el equilibrio perfecto entre desafío y recompensa, lo que permite a los jugadores la oportunidad de jugar estratégicamente durante las seis vueltas que lo conforma. No puedes ganar el torneo el primer día, pero ciertamente puedes perderlo.

El compromiso del Resort con el evento se ha vuelto aún más evidente desde que se pospuso la edición de este año. Como parte de su estrategia de desarrollo, que incluye ayudar a jugadores amateurs a crecer como golfistas y alimentar su sueño de llegar al Tour Europeo, Lumine expresó su voluntad de asociarse con otros organismos nacionales en toda Europa como por ejemplo a Asociación Suiza de Golf, convirtiéndose en el la base de entrenamiento de invierno de la selección nacional durante tres meses en 2021.

Con instalaciones de formación de última generación, Lumine es el escenario ideal para desarrollar jóvenes talentos. Una jugadora cuya carrera ha progresado mucho en los últimos tiempos desde que jugó en Lumine es la golfista suiza Kim Metraux, quien junto con su hermana Morgane ha utilizado el lugar como su propia base de entrenamiento de invierno en el pasado. Ahora es una habitual en el Ladies European Tour, terminando T3ª a principios de este año en el Swiss Open.

En los tres años transcurridos desde que Lumine comenzó a albergar la fase final de la Q-School del European Tour, se han dado a conocer una serie de jugadores de gran talento, mientras que otros jugadores han utilizado el evento para redescubrir su juego, lo que les ha permitido ganar en el circuito grande más de una vez.

La Q-School es un pilar fundamental para una gran cantidad de golfistas profesionales, con recuerdos de grandes emociones y momentos mágicos vividos durante un torneo muy competido y emocionante. Lumine desea volver a dar la bienvenida a nuevos golfistas de todo el mundo en 2021 y permitirles luchar por su tarjeta del European Tour. Pero hasta entonces, debemos mantenernos sanos y salvos y seguir entrenando.